Saltar al contenido

Solomillo al horno: Una receta fácil y deliciosa

¡Hola a todos! Hoy les traigo una receta deliciosa y fácil de hacer en casa: solomillo al horno. El solomillo es uno de los cortes más tiernos y sabrosos de la carne de cerdo. Además, es muy versátil y se puede cocinar de muchas formas diferentes. En esta ocasión, les enseñaré cómo preparar un solomillo jugoso y lleno de sabor al horno. ¡Vamos a empezar!

Ingredientes

  • 1 solomillo de cerdo de aproximadamente 1 kg
  • 4 dientes de ajo
  • 1 ramita de romero fresco
  • 1 ramita de tomillo fresco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Paso a paso

Paso 1: Preparar el solomillo

El primer paso para preparar nuestro solomillo al horno es limpiarlo adecuadamente. Lávalo con agua fría y sécalo con papel absorbente. A continuación, retira cualquier resto de grasa o membrana con un cuchillo afilado. Si lo deseas, puedes pedirle a tu carnicero que lo haga por ti.

Después, machaca los dientes de ajo en un mortero y pica finamente las hojas de romero y tomillo. Mezcla todo en un bol con las 2 cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal y pimienta. Coloca el solomillo en una fuente para horno y cúbrela con la mezcla de ajo y hierbas. Asegúrate de que el solomillo quede bien cubierto por todos lados.

Paso 2: Hornear el solomillo

Precalienta el horno a 200°C. Una vez que esté caliente, introduce la fuente con el solomillo en el horno y déjalo cocinar durante unos 25-30 minutos. Si tu horno tiene función de ventilador, úsala para que el calor se distribuya mejor y el solomillo quede más jugoso.

Es importante que controles la temperatura del solomillo para que no se pase de cocción. Una vez que hayan pasado los primeros 25 minutos, pincha el solomillo con un termómetro de cocina. La temperatura ideal para la carne de cerdo es de 63°C. Si aún no ha llegado a esa temperatura, déjalo cocinar unos minutos más y vuelve a comprobarlo.

Paso 3: Dejar reposar y servir

Una vez que el solomillo esté listo, sácalo del horno y déjalo reposar durante unos 5-10 minutos antes de cortarlo. Esto permitirá que los jugos de la carne se redistribuyan y quede aún más jugoso. Luego, córtalo en rodajas gruesas y sírvelo en un plato. Puedes acompañarlo con una guarnición de tu elección, como patatas asadas o verduras salteadas. ¡Buen provecho!

Preguntas frecuentes

¿Qué puedo hacer si no tengo romero o tomillo frescos?

Si no tienes acceso a hierbas frescas, puedes usar hierbas secas en su lugar. La cantidad que necesitarás será menor, ya que las hierbas secas son más concentradas. Usa alrededor de una cucharadita de hierbas secas en lugar de una ramita fresca. También puedes sustituir el romero y el tomillo por otras hierbas de tu elección, como el orégano o la albahaca.

¿Cómo puedo saber si el solomillo está listo?

La forma más precisa de saber si el solomillo está listo es usando un termómetro de cocina. Inserta el termómetro en la parte más gruesa del solomillo y asegúrate de que no toque ningún hueso. La temperatura ideal para la carne de cerdo es de 63°C. Si no tienes un termómetro de cocina, puedes comprobar si la carne está lista pinchándola con un tenedor. Si los jugos que salen son transparentes, la carne aún no está lista. Si los jugos son de color rosado claro, la carne está en su punto. Si los jugos son de color rosado oscuro, la carne está demasiado cocida.

¿Puedo marinar el solomillo antes de hornearlo?

Sí, puedes marinar el solomillo antes de hornearlo para darle más sabor. Puedes usar una marinada de tu elección, como una mezcla de aceite de oliva, vinagre balsámico, ajo y mostaza Dijon. Coloca el solomillo en una bolsa de plástico con la marinada y déjalo reposar en el frigorífico durante al menos una hora antes de hornearlo.

¿Cómo puedo evitar que el solomillo se seque al hornearlo?

Para evitar que el solomillo se seque al hornearlo, es importante no cocinarlo en exceso. Controla la temperatura del solomillo con un termómetro de cocina y sácalo del horno tan pronto como alcance los 63°C. También puedes cubrir el solomillo con papel de aluminio durante los primeros 20-25 minutos de cocción para evitar que se seque en exceso.

¿Puedo hacer esta receta con otros cortes de carne?

Sí, puedes adaptar esta receta a otros cortes de carne, como el lomo o el filete de cerdo. Sin embargo, ten en cuenta que los tiempos de cocción pueden variar según el tamaño y grosor del corte. Asegúrate de controlar la temperatura del corte con un termómetro de cocina para asegurarte de que esté listo antes de servirlo.

Espero que hayan disfrutado de esta receta de solomillo al horno. Una vez que la prueben, verán

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)