Saltar al contenido

Receta de pollo sentado al horno

El horno es un aliado infalible en la cocina, capaz de transformar ingredientes simples en platos irresistibles. Y si hay algo que el horno sabe hacer a la perfección, es cocinar pollo. En esta ocasión, te presentamos una receta que destaca por su originalidad y sabor: el pollo sentado al horno. Esta técnica, también conocida como pollo a la cerveza, promete un pollo jugoso y lleno de sabor, con una piel crujiente y dorada. Prepárate para descubrir todos los secretos de esta deliciosa receta al horno, que te convertirá en el chef estrella de tus comidas familiares o reuniones con amigos.

¿Qué temperatura se cocina pollo?

La temperatura adecuada para cocinar pollo en el horno puede variar dependiendo de la parte del pollo que estés cocinando. En general, la temperatura recomendada para cocinar pollo es de 180-200°C.

Si estás cocinando pollo entero, se recomienda comenzar a una temperatura más alta, alrededor de 200°C durante los primeros 20-30 minutos para dorar la piel y sellar los jugos. Luego, se puede reducir la temperatura a 180°C y continuar cocinando hasta que el pollo alcance una temperatura interna de 75°C en la parte más gruesa del pollo, medida con un termómetro de cocina.

Si estás cocinando piezas de pollo individuales, como muslos o pechugas, la temperatura de cocción es similar. También se puede comenzar a una temperatura más alta para dorar y luego reducir a 180°C hasta que las piezas alcancen una temperatura interna de 75°C.

Es importante recordar que la temperatura interna es fundamental para garantizar que el pollo esté correctamente cocido y seguro para consumir. Al utilizar un termómetro de cocina, puedes asegurarte de que el pollo esté cocido a la temperatura adecuada y evitar cualquier riesgo de enfermedad transmitida por alimentos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)