Saltar al contenido

Receta de pies de cerdo al horno crujientes

Si eres un amante de la cocina y disfrutas de los sabores crujientes y sabrosos que ofrece el horno, entonces estás en el lugar correcto. En esta ocasión, te traigo una receta que seguramente te hará agua la boca: los pies de cerdo al horno crujientes. Con su combinación de texturas y su sabor inigualable, este plato es perfecto para aquellos que buscan sorprender a sus invitados con una receta deliciosa y llena de autenticidad. Prepárate para seguir mis instrucciones paso a paso y descubrir cómo convertir unos simples pies de cerdo en una auténtica obra maestra culinaria. ¡Prende el horno y comencemos!

¿Cómo ablandar las manitas de cerdo?

Para ablandar las manitas de cerdo y lograr que queden tiernas y jugosas, hay varios trucos que puedes utilizar. Aquí te muestro una de las formas más efectivas de hacerlo:

1. Limpia las manitas de cerdo: Retira cualquier exceso de grasa o pelo de las manitas y lávalas bien con agua fría.

2. Escalda las manitas: Hierve agua en una olla grande y sumerge las manitas en el agua hirviendo durante unos minutos. Esto ayudará a eliminar cualquier impureza y a ablandar la piel.

3. Prepara un adobo: En un recipiente, mezcla aceite de oliva, jugo de limón, sal, pimienta, ajo picado y tus especias favoritas. Puedes agregar especias como tomillo, romero, laurel o incluso una pizca de pimentón.

4. Marinar las manitas: Coloca las manitas en un recipiente y vierte el adobo sobre ellas. Asegúrate de que todas las manitas estén bien cubiertas con el adobo. Cubre el recipiente con papel film y déjalo en la nevera durante al menos 2 horas, o incluso toda la noche, para que las manitas se impregnen de sabor.

5. Precalienta el horno: Una vez que las manitas hayan marinado el tiempo suficiente, precalienta el horno a 180 grados Celsius.

6. Hornea las manitas: Coloca las manitas en una bandeja para hornear y vierte un poco de caldo o vino blanco en el fondo para mantenerlas jugosas durante la cocción. Cubre la bandeja con papel de aluminio y hornea durante aproximadamente 2-3 horas, o hasta que las manitas estén tiernas y se desprendan fácilmente del hueso.

7. Dorar las manitas: Retira el papel de aluminio y aumenta la temperatura del horno a 220 grados Celsius. Vuelve a colocar las manitas en el horno durante unos minutos, o hasta que se doren y se forme una capa crujiente en la parte superior.

8. Servir y disfrutar: Retira las manitas del horno y déjalas reposar durante unos minutos antes de servirlas. Puedes acompañarlas con salsa de tomate, puré de patatas o cualquier guarnición de tu elección.

Con estos pasos, lograrás ablandar las manitas de cerdo y obtener un plato delicioso y tierno. ¡Buen provecho!

¿Qué es el pie de cerdo?

El pie de cerdo es una parte del cerdo que se utiliza en la cocina para preparar diversos platos. Se trata de la extremidad inferior del cerdo, que incluye la pezuña y la parte carnosa del pie. Es una carne gelatinosa y rica en colágeno, lo que le confiere una textura suave y jugosa después de ser cocinada.

El pie de cerdo se puede preparar de diferentes formas, pero una de las más populares es el pie de cerdo al horno. Para ello, se suele cocinar primero el pie en agua con sal y otros condimentos, como laurel y pimienta, hasta que esté tierno. Posteriormente, se retira del agua y se coloca en una bandeja de horno. Se le suele dar un toque crujiente en la superficie, por lo que se puede espolvorear con pan rallado o harina antes de hornear. Luego, se hornea a temperatura media-alta hasta que la superficie esté dorada y crujiente.

El pie de cerdo al horno se puede servir como plato principal, acompañado de patatas asadas o puré de patatas, o también se puede utilizar para preparar rellenos de empanadas o pasteles salados. Además, el gelatinoso caldo resultante de la cocción del pie de cerdo puede ser utilizado como base para salsas o sopas, ya que aporta un sabor intenso y una textura espesa.

En resumen, el pie de cerdo es una parte deliciosa y versátil del cerdo que se puede cocinar de diferentes formas, siendo el horno una opción popular para realzar su sabor y textura.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)