Saltar al contenido

Receta de mejillones al horno gratinados

Bienvenidos a este artículo dedicado a los amantes de los sabores del mar y de la cocina al horno. Hoy nos adentraremos en el fascinante mundo de los mejillones, esos moluscos tan deliciosos y versátiles que nos regala el océano. En esta ocasión, descubriremos una receta que combina la frescura y la intensidad de los mejillones con la exquisitez de un gratinado al horno. Prepara tus utensilios de cocina y déjate llevar por el aroma irresistible que se desprenderá de tu cocina mientras elaboramos juntos estos mejillones al horno gratinados. ¡Prepárate para sorprender a tus comensales con una explosión de sabores!

¿Cómo cocinar mejillones envasados al vacío?

Cocinar mejillones envasados al vacío es una forma conveniente y deliciosa de disfrutar de este marisco. Aquí te enseñaré cómo cocinarlos al horno para resaltar su sabor y mantener su textura jugosa:

1. Prepara los ingredientes:
– Mejillones envasados al vacío.
– Aceite de oliva.
– Ajo picado.
– Perejil fresco picado.
– Vino blanco (opcional).
– Sal y pimienta al gusto.

2. Precalienta el horno a 200 grados Celsius.

3. Abre los mejillones envasados al vacío y colócalos en una bandeja para horno o en una fuente apta para horno. Asegúrate de desechar cualquier mejillón que esté abierto o dañado.

4. Rocía los mejillones con un poco de aceite de oliva y espolvorea el ajo picado y el perejil fresco sobre ellos. Si deseas, también puedes añadir un poco de vino blanco para darles un toque extra de sabor.

5. Sazona los mejillones con sal y pimienta al gusto. Recuerda que los mejillones envasados al vacío ya suelen estar ligeramente salados, así que ten cuidado al añadir sal adicional.

6. Cubre la bandeja o fuente con papel de aluminio y colócala en el horno precalentado.

7. Hornea los mejillones durante aproximadamente 10-15 minutos, o hasta que estén bien calientes y los sabores se hayan mezclado.

8. Retira el papel de aluminio y sirve los mejillones directamente en la fuente o transfiérelos a platos individuales.

Puedes disfrutar de los mejillones al horno como aperitivo, acompañados de un poco de pan crujiente para mojar en los jugos de cocción. También puedes servirlos sobre pasta, arroz o ensaladas para una comida más completa. ¡Disfruta de esta delicia marina!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)