Saltar al contenido

Receta de cigala horno

¿Eres amante de los mariscos y estás buscando una receta exquisita para degustar en casa? ¡No busques más! Hoy te presentamos una deliciosa y sofisticada receta de cigala al horno. Como un chef experto en recetas al horno, te guiaré paso a paso para que puedas disfrutar de este exquisito manjar en la comodidad de tu hogar. Prepárate para sorprender a tus invitados con una combinación perfecta de sabores y una presentación impresionante. ¡Acompáñame en esta aventura culinaria y descubre cómo convertirte en un maestro de la cocina al horno!

¿Cuánto tiempo hay que cocer las cigalas?

Las cigalas son un marisco delicioso y su cocción es fundamental para resaltar su sabor y textura. Aunque tradicionalmente se suelen cocer en agua hirviendo, también se pueden preparar al horno para obtener un resultado igualmente exquisito.

El tiempo de cocción de las cigalas al horno puede variar dependiendo del tamaño de las mismas. En general, para cigalas medianas/grandes, se recomienda cocinarlas a una temperatura de 180-200 grados Celsius durante aproximadamente 12-15 minutos. Es importante precalentar el horno antes de introducir las cigalas para asegurar una cocción uniforme.

Para prepararlas, puedes comenzar por limpiar las cigalas eliminando los intestinos y las branquias. Luego, puedes cortarlas longitudinalmente por la mitad para facilitar su consumo y permitir que se cocinen de manera más uniforme.

A continuación, puedes disponer las cigalas en una bandeja apta para horno y rociarlas con un poco de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta al gusto. Puedes agregar también algunas hierbas aromáticas como el perejil, el ajo o el tomillo para añadir más sabor.

Una vez que el horno esté precalentado, introduce la bandeja con las cigalas y deja que se cocinen durante el tiempo recomendado. Es importante vigilarlas de cerca, ya que el tiempo de cocción puede variar según el horno y el tamaño de las cigalas. Cuando estén listas, su carne se volverá opaca y suave, y se separará fácilmente de la cáscara.

Una vez cocidas, puedes servir las cigalas al horno con un poco de limón exprimido por encima y acompañarlas con una salsa de mantequilla derretida, ajo y perejil, o simplemente disfrutarlas solas. ¡Su sabor dulce y delicado seguro que impresionará a tus comensales!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)