Saltar al contenido

Patatas congeladas al horno: receta fácil y deliciosa

Siempre me han gustado las patatas al horno. Son una guarnición clásica que complementa cualquier plato principal. Pero, ¿qué pasa con las patatas congeladas al horno? A menudo se consideran menos sabrosas y menos saludables que las patatas frescas al horno, pero con la receta adecuada, las patatas congeladas pueden ser igual de deliciosas. En este artículo, te mostraré una receta fácil y deliciosa para patatas congeladas al horno que seguramente te encantará.

Ingredientes

  • 1 bolsa de patatas congeladas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de paprika

Paso 1: Precalentar el horno

Antes de comenzar con la receta, es importante precalentar el horno a 220 grados Celsius.

Paso 2: Preparar las patatas

Coloca las patatas congeladas en un recipiente grande y agrega el aceite de oliva, la sal, la pimienta negra, el ajo en polvo y la paprika. Mezcla bien para que todas las patatas estén cubiertas con la mezcla de especias.

Paso 3: Hornear las patatas

Coloca las patatas en una bandeja para hornear y asegúrate de que estén separadas y distribuidas uniformemente. Hornea las patatas en el horno precalentado durante 30-35 minutos o hasta que estén doradas y crujientes por fuera y suaves por dentro.

Paso 4: Servir

Sirve las patatas calientes y disfrútalas como guarnición o como un plato principal con una ensalada fresca.

Tips útiles

  • Para un sabor extra, puedes agregar queso rallado o hierbas frescas como romero o tomillo a las patatas antes de hornearlas.
  • Si prefieres patatas más tiernas, puedes cubrir la bandeja para hornear con papel de aluminio durante los primeros 20 minutos de cocción y luego retirarlo para los últimos 10-15 minutos.
  • Si estás cocinando para una multitud, puedes duplicar o triplicar la receta según sea necesario.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)