Saltar al contenido

Muslos al horno: una receta fácil y deliciosa

Si te encanta la carne de pollo y no sabes cómo cocinarla de manera diferente, ¡has venido al lugar correcto! En este artículo, te enseñaré cómo hacer muslos al horno, una receta fácil y deliciosa que te hará agua la boca. Los muslos de pollo son una parte jugosa y sabrosa del ave que se puede cocinar de muchas maneras, pero en el horno son simplemente irresistibles. Acompáñame en este viaje culinario y descubre cómo hacer la mejor receta de muslos de pollo al horno que jamás hayas probado.

Ingredientes

  • 4 muslos de pollo
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramita de romero fresco
  • 1 limón
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Paso a paso

Paso 1: Preparación de los ingredientes

Lava los muslos de pollo y sécalos con papel de cocina. Pela y corta la cebolla en juliana y pica finamente los dientes de ajo. Lava el limón y córtalo en rodajas finas.

Paso 2: Preparación del adobo

En un bol, mezcla el aceite de oliva, el ajo picado, el romero fresco picado, la sal y la pimienta negra recién molida. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.

Paso 3: Adobo de los muslos de pollo

Con ayuda de un cepillo de cocina, unta los muslos de pollo con el adobo por todas partes. También puedes utilizar tus manos para asegurarte de que el adobo se distribuya de manera uniforme.

Paso 4: Colocación de los ingredientes en la bandeja del horno

Coloca los muslos de pollo en una bandeja de horno previamente engrasada. Añade la cebolla cortada en juliana y las rodajas de limón. Cubre la bandeja con papel de aluminio y déjala reposar durante 30 minutos para que los sabores se integren.

Paso 5: Horneado de los muslos de pollo

Prepara el horno a una temperatura de 200°C y coloca la bandeja con los ingredientes en el centro. Hornea durante 30-35 minutos o hasta que los muslos estén bien dorados y cocidos por dentro.

Paso 6: Servir los muslos de pollo al horno

Saca la bandeja del horno y retira el papel de aluminio. Sirve los muslos de pollo calientes y acompáñalos con una ensalada o unas patatas al horno. ¡Buen provecho!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)