Saltar al contenido

Lubina al horno con patatas y limón: una receta deliciosa

Si estás buscando una receta deliciosa y fácil de preparar para sorprender a tus invitados, la lubina al horno con patatas y limón es una excelente opción. Este plato es perfecto para cualquier ocasión, ya sea una cena formal o una comida casual con amigos y familiares. Además, es una receta muy saludable y nutritiva, ya que la lubina es una excelente fuente de proteínas y ácidos grasos omega-3, mientras que las patatas son ricas en carbohidratos complejos y vitaminas y minerales esenciales.

Ingredientes

  • 2 lubinas enteras (de unos 500 gramos cada una)
  • 4 patatas medianas
  • 2 limones
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra
  • Tomillo fresco

Paso a paso

Paso 1: Preparar los ingredientes

Lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 200 grados Celsius. Mientras tanto, pela las patatas y córtalas en rodajas finas. Corta los limones en rodajas y reserva algunas para decorar. Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas finas. Lava bien las lubinas por dentro y por fuera y sécalas con papel de cocina.

Paso 2: Preparar la bandeja de horno

Unta un poco de aceite de oliva en una bandeja de horno grande y coloca las rodajas de patata en una capa uniforme. Salpimenta las patatas y añade un poco de tomillo fresco por encima. Luego, coloca las rodajas de limón y ajo sobre las patatas.

Paso 3: Hornear las lubinas

Coloca las lubinas sobre las patatas y los limones en la bandeja de horno. Haz dos o tres cortes diagonales en cada lado de las lubinas con un cuchillo afilado y añade un poco de sal y pimienta negra al interior de cada una. Riega un poco de aceite de oliva sobre las lubinas y coloca algunas ramitas de tomillo fresco en la cavidad de cada una. Cubre las lubinas con las rodajas de limón que reservaste y añade un poco más de aceite de oliva por encima.

Paso 4: Hornear las lubinas

Hornea las lubinas durante unos 25-30 minutos o hasta que estén doradas y crujientes por fuera y cocidas por dentro. Si quieres, puedes comprobar la cocción pinchando la carne con un tenedor: si está blanca y se separa fácilmente de la espina central, está lista.

Paso 5: Servir

Saca la bandeja del horno y deja que las lubinas se enfríen un poco antes de servirlas. Puedes decorarlas con un poco más de tomillo fresco y limón, si lo deseas. Sirve las lubinas con las patatas y los limones asados en la misma bandeja y disfruta de un plato delicioso y saludable.

Preguntas frecuentes

¿Puedo usar otras especias o hierbas en esta receta?

¡Por supuesto! Puedes experimentar con diferentes hierbas y especias para darle un toque diferente a esta receta. El romero, el orégano, la albahaca y el perejil son todas buenas opciones. También puedes añadir un poco de vino blanco o caldo de pescado a la bandeja de horno para darle más sabor.

¿Puedo sustituir la lubina por otro tipo de pescado?

Sí, puedes usar otros tipos de pescado blanco para esta receta, como la dorada, la corvina o el lenguado. Solo asegúrate de ajustar el tiempo de cocción según el grosor del pescado que elijas.

¿Puedo preparar esta receta con antelación?

Sí, puedes preparar esta receta con antelación y calentarla en el horno antes de servirla. Simplemente cubre la bandeja de horno con papel de aluminio y guárdala en el frigorífico hasta que estés listo para hornearla.

¿Puedo usar las sobras de esta receta para hacer otros platos?

Sí, puedes usar las sobras de esta receta para hacer un delicioso pastel de pescado o una ensalada de lubina fría. También puedes usar la carne de las lubinas para hacer croquetas o empanadas.

¿Puedo congelar las sobras de esta receta?

Sí, puedes congelar las sobras de esta receta durante un máximo de tres meses. Asegúrate de almacenarlas en un recipiente hermético y etiquetarlas con la fecha de congelación. Para descongelarlas, déjalas en el frigorífico durante unas horas antes de volver a calentarlas en el horno.

En resumen, la lubina al horno con patatas y limón es una receta deliciosa y saludable que puedes preparar en cualquier ocasión. Con solo unos pocos ingredientes simples y unos pocos pasos fáciles, puedes crear un plato que impresionará a tus invitados y te dejará con ganas de más. ¡Buen provecho!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)