Saltar al contenido

Alitas al horno: ¡crujientes y deliciosas!

Las alitas de pollo son un clásico en la cocina, y una de las formas más populares de prepararlas es al horno. Con esta receta, aprenderás a hacer alitas al horno crujientes y deliciosas que dejarán a tus invitados pidiendo más.

Ingredientes

  • 1 kg de alitas de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de paprika

Paso a Paso

  1. Prepara las alitas de pollo: Si las alitas están congeladas, descongélalas en el refrigerador durante la noche. Si están frescas, lávalas y sécalas con papel toalla. Corta las alitas en dos partes: las alitas y los muslos.
  2. Prepara la mezcla de especias: En un tazón pequeño, mezcla la sal, la pimienta negra, el ajo en polvo, la cebolla en polvo, el tomillo seco, el orégano seco y la paprika. Reserva.
  3. Mezcla las alitas con el aceite de oliva: En un tazón grande, mezcla las alitas con el aceite de oliva hasta que estén bien cubiertas.
  4. Agrega la mezcla de especias: Agrega la mezcla de especias a las alitas y mezcla bien hasta que estén completamente cubiertas con las especias.
  5. Cubre y refrigera: Cubre el tazón con papel film y refrigera por al menos 30 minutos. Esto permitirá que las especias penetren en las alitas.
  6. Prepara la bandeja de horno: Precalienta el horno a 200°C. Cubre una bandeja de horno con papel aluminio y rocía con aceite en aerosol para evitar que las alitas se peguen.
  7. Coloca las alitas en la bandeja: Coloca las alitas en la bandeja de horno, asegurándote de que estén separadas entre sí para que se cocinen uniformemente.
  8. Hornea las alitas: Hornea las alitas durante 25-30 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes. Asegúrate de darles la vuelta a mitad de la cocción para que se cocinen uniformemente por ambos lados.
  9. Sirve las alitas: Sirve las alitas calientes, acompañadas de tu salsa favorita.

¡Y eso es todo! Con estos sencillos pasos, tendrás unas deliciosas alitas al horno crujientes y llenas de sabor.

Consejos adicionales

  • Si quieres alitas más picantes, agrega un poco de chile en polvo a la mezcla de especias.
  • Para una opción más saludable, utiliza aceite en aerosol en lugar de aceite de oliva.
  • Asegúrate de darles la vuelta a las alitas a mitad de la cocción para que se cocinen uniformemente por ambos lados.
  • Si te gusta el sabor ahumado, agrega un poco de humo líquido a la mezcla de especias.

Preguntas frecuentes

1. ¿Puedo hacer estas alitas sin refrigerarlas primero?

Sí, puedes hacer las alitas sin refrigerarlas primero, pero dejarlas en el refrigerador durante al menos 30 minutos permitirá que las especias penetren en las alitas, lo que las hará más sabrosas.

2. ¿Puedo usar otros cortes de pollo en lugar de alitas?

Sí, puedes usar otros cortes de pollo, como muslos o pechugas, pero asegúrate de ajustar el tiempo de cocción según sea necesario.

3. ¿Puedo usar otras especias en lugar de las que se mencionan en la receta?

Sí, puedes usar otras especias según tu gusto. Esta receta es muy versátil y puedes ajustar las especias a tu gusto.

4. ¿Puedo hacer estas alitas con antelación?

Sí, puedes hacer estas alitas con antelación y recalentarlas en el horno a 180°C durante unos 10 minutos antes de servirlas.

5. ¿Puedo congelar estas alitas sobrantes?

Sí, puedes congelar estas alitas sobrantes. Simplemente colócalas en una bolsa para congelar y congélalas hasta por 3 meses. Para recalentar, hornea a 180°C durante unos 20-25 minutos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)